LIFE MOTIVE

Ansiedad por separación de pareja, ¿en qué consiste?

Toda ruptura afectiva duele en mayor o menor medida. Algunas incluso dejan secuelas. Otras pueden vivirse de manera realmente patológica. Esto es lo que les sucede a las personas que han basado su relación en una dependencia emocional absoluta y en cuyos casos es común que se sufra lo que conocemos como ansiedad por separación de pareja.

Hasta no hace mucho, hablar del trastorno de ansiedad por separación suponía focalizarse de manera exclusiva en la infancia. Se da en esos niños que experimentan un elevado sufrimiento cuando se ven distanciados de sus cuidadores. Hechos, como ir a la escuela, que sus padres se vayan al trabajo o incluso dormir solos les generan una elevada ansiedad y angustia.

En las familias con un patrón de crianza basado en la hiperprotección, por ejemplo, puede verse con frecuencia este tipo de manifestaciones. Ahora bien, ese miedo, esa desesperación al verse alejados de sus figuras de apego, también puede aparecer más allá de la infancia y adolescencia. Son muchos los adultos que experimentan una sintomatología realmente devastadora cuando ven cómo su relación afectiva se rompe.

Ansiedad excesiva, miedos, síntomas psicosomáticos, problemas de insomnio, preocupación constante… Son estados de gran indefensión que requieren un abordaje psicológico muy particular. Veámoslo con detalle.

Mujer que sufre ansiedad por separación de pareja

Ansiedad por separación de pareja: síntomas, origen, estrategias

Cuando se ama a la pareja, hasta el simple hecho de estar separados unos días duele. Sin embargo, hay quien lo vive de manera más intensa e incluso traumática.

Señalan los psicólogos evolucionistas que el vínculo de la pareja acabó teniendo la misma trascendencia que el construido entre padre-hijo/madre-hijo. De hecho, hasta están presentes los mismos neuroquímicos: oxitocina, vasopresina, dopamina…

Lisa Diamond, psicóloga social de la Universidad de Utah, nos explica en una investigación que, en realidad, hay muchas semejanzas entre las relaciones filiales y las de pareja. Necesitamos la cercanía de esa figura amada; atendemos, cuidamos, nos preocupamos y buscamos su bienestar. No obstante, en ocasiones ese apego puede dejar de ser saludable… para volverse claramente obsesivo.

Tanto es así que pueden originarse situaciones muy problemáticas a nivel emocional. Esas en la que surge un trastorno de ansiedad por separación de pareja, propiciado sobre todo por un cerebro que procesa dicha experiencia como una amenaza, como algo traumático. La producción de cortisol es inmensa y con ella surge un abanico muy amplio de sintomatología física y psicológica.

Ansiedad por separación de pareja, ¿qué es exactamente?

En muchos casos, no estamos ante una simple situación de ansiedad. Cuando se mantiene en el tiempo y viene acompañada por una serie de características muy concretas nos encontraríamos ante un trastorno de ansiedad por separación o angustia por separación.

Estas condiciones se incluyen dentro del grupo de los trastornos de ansiedad en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V).

Las manifestaciones asociadas son las siguientes:

  • Ansiedad y estrés elevados.
  • Intentos reiterados por recuperar el contacto y la propia relación.
  • Negativa a aceptar el fin de la relación.
  • Sufrimiento emocional elevado e imposibilidad de realizar un duelo normal por el fin de esa relación.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Imposibilidad de recuperar la normalidad de su día a día, hasta el punto de no ir a trabajar.
  • Alteraciones en la alimentación (o comen en exceso o dejan de tener hambre).
  • Enfermedades psicosomáticas: alteraciones digestivas, dolor de estómago, cefaleas…

¿Cuál es el origen?

Hay quien afronta mejor una ruptura afectiva. Otros tardan un poco más en superarlo y, una pequeña parte, queda atrapada en un estado patológico y debilitante.

Este es el caso de las personas que sufren ansiedad por separación de pareja, hombres y mujeres que por término medio suelen presentar unos desencadenantes muy concretos. Son los siguientes:

  • Tener una personalidad dependiente. Es decir, basar toda relación en un apego excesivo y desmesurado por la otra persona. Así, en los casos más extremos ya estaríamos hablando de un trastorno de la personalidad dependiente, un comportamiento definido por una necesidad excesiva de ser atendido. Dicha necesidad les aboca a situaciones de elevada sumisión.
  • En algunos casos, podemos tener también a alguien con un trastorno límite de la personalidad. Son casos en los que la mayor preocupación está en ser abandonado, siendo ese miedo patológico el origen de los problemas y desavenencias. La ruptura se vive de manera muy traumática.
  • Por otro lado, tampoco podemos pasar por alto a esas personas que ya desde la infancia han desarrollado un vínculo de apego ansioso. Estos lazos se definen por la inquietud, la inseguridad, la necesidad de posesión y la codependencia.

Chico que sufre ansiedad por separación de pareja

Ansiedad por separación de pareja, ¿cómo se trata?

El enfoque terapéutico para abordar la ansiedad por separación de pareja dependerá de la particularidad de cada caso. No es lo mismo tener a una persona con problemas de apego que alguien con un trastorno límite de la personalidad. No obstante, en gran parte de los casos nos será de ayuda la terapia cognitivo-conductual por diversas razones:

  • Ayudaremos a la persona a adquirir habilidades de afrontamiento para dominar la ansiedad.
  • Favoreceremos el manejo del duelo por esa ruptura afectiva.
  • Se habilitará a la persona en competencias emocionales, relacionales y de autoestima.
  • Asimismo, deberán trabajarse diversos aspectos para que se evite construir todo vínculo mediante la dependencia emocional.

Para concluir, si bien es cierto que la ruptura de pareja nunca es fácil, es conveniente no llegar a estos extremos. Asumir una actitud pasiva y dejar que nos devore la tristeza y el retrovisor de los recuerdos es la peor opción. No dudemos en solicitar ayuda experta.

Related Posts